En el video, difundido profusamente en redes, se ve al hombre alegando por lo sucedido y mostrándole al uniformado la harina que le dieron.

De acuerdo con Perú 21, en el país inca “no es un delito la posesión de droga para el propio e inmediato consumo”, por lo que probablemente al hombre no lo detuvieron si lo encontraron con alguna sustancia psicoactiva.

Varios internautas se han burlado de lo ocurrido y en redes abundan comentarios irónicos como los siguientes: “Ya no se puede confiar en nadie” y “en esta época abundan las estafas”.

Otras personas, por su parte, han lamentado el deplorable estado en el que se encontraba el hombre.

Con Información de Pulzo