Marie Jean Pierre, una mujer de 60 años residente de Miami pasó de ser lavaplatos en un hotel a millonaria, luego de que ganará una demanda en contra de la empresa para la que trabajó durante casi ocho años.

Marie fue contratada como lavaplatos en el Conrad Miami Hotel en el año 2007, desde entonces, la empresa comprendió que ella no podía trabajar los domingos pues era el día que dedicaba a las actividades propias de su religión, entre ellas, ser misionera y acudir a misa.

Sin embargo, en 2015 la administración del hotel comenzó a exigirle a Pierre que dejara sus actividades para ir a trabajar, pero ella, en más de una ocasión, se negó a hacer caso, razón por la que fue despedida.

Entonces, con la ayuda de un abogado, la señora Marie que es madre de seis hijos, decidió interponer una demanda en contra del establecimiento por violar su derecho a la libertad religiosa.

Tras varios meses de litigio, la justicia falló a su favor y la empresa tendrá que pagar 10.2 millones de pesos (536 mil dólares) por pérdidas y daños por angustia emocional y 5.7 millones de pesos (300 mil dólares) por daños punitivos.

Con Información de La Sexta