El futbolista peruano Ludwin Flores, de 27 años, murió producto de un paro cardiorespiratorio, los especialistas de la salud dijeron que perdió la vida luego de tomar agua fría después de haber realizado ejercicio.

Al tomar de manera brusca algo muy helado, pasa el frío, llega cerca al corazón y puede producir un espasmo muscular.

Tomar agua helada cuando nuestro cuerpo tiene una temperatura alta produce una hidrocución, es decir un «corte digestivo».

Esto genera reflejos cardíacos que producen alteraciones del ritmo con disminución de pulsaciones, lo que puede llevar a un paro cardíaco.
Lo más recomendable es consumir bebidas al tiempo para prevenir padecimientos.