Gran indignación ha causado en Sudáfrica el caso de una mujer que no dudó en quemar a sus hijos con una plancha caliente, debido a que los menores de 5 y 7 años de edad se atrevieron a ¡comerse su pollo frito!

Según reportó el medio Times Live, fue la maestra de los niños quien se percató de que los dos niños presentaban quemaduras en las manos, situación que notificó al padrastro de los menores.

La situación también fue notificada a las autoridades. Al respecto, la sargento Carmen Hendricks señaló:

“Supimos que todo esto fue porque los niños se comieron su comida de KFC. Ella la buscó, los niños dijeron que se la comieron y ella les quemó con la plancha en las manos y en los muslos”.
Debido a estos hechos, los menores fueron entregados a los servicios sociales y su madre fue detenida para ser interrogada.